viernes, 26 de abril de 2013

Ahorro logrado

El ahorro económico se acerca al 50%. La sustitución de un consumo anual de 200.000 litros de fuelóleo por pellets de madera permite amortizar la inversión en menos de dos años. Otra gran ventaja es la eliminación de la suciedad del fueloil, su dificultad en el uso y manejo, y su alto poder contaminante.

miércoles, 17 de abril de 2013

Biocombustible

Para almacenar el biocombustible se ha elegido un silo (MAFA) de chapa metálica lisa de 48 m3 , con capacidad para almacenar 37 tm de pellets de madera. Está especialmente preparado para su llenado mediante transporte neumático, contando con un ciclón en su parte superior que además permite la ventilación. La descarga y el transporte hasta el quemador se realiza mediante sinfines rectos, especialmente diseñados para el transporte de pellets de madera.

miércoles, 10 de abril de 2013

Industria cárnica en España mejor pellets que fuelóleo

Multitud de procesos agro‑industriales consumen grandes cantidades de calor. Un claro ejemplo son las industrias cárnicas. El consumo térmico de un matadero es elevado durante todo el año. En muchos de los procesos se precisa calor a alta temperatura y vapor. El matadero “El Encinar de Humienta” situado en Almaráz (Cáceres), tiene una caldera de vapor que trabaja a 6 bares de presión, con una capacidad de producción de 1.400 kg/h de vapor (1.000 kW). Utilizaban fuel‑oil como combustible, con un consumo medio de aproximadamente 1.000 litros/día. Sustitución del quemador La Propiedad, motivada por reducir su factura energética, optó por la sustitución de su quemador de fuel-oil por uno de pellets de madera, manteniendo en uso la caldera existente, la chimenea, el sistema de transporte de vapor y la instalación eléctrica. Con dicha sustitución han convertido una instalación de combustible fósil en una a biomasa, de forma rápida, con una inversión pequeña y manteniendo idénticas prestaciones. El quemador de biomasa elegido es de la marca Termocabi de 1.000 kW Tiene la particularidad de gestionar las cenizas antes de la boca de fuego, adaptándose fácilmente a las calderas estándar del mercado, que normalmente son diseñadas para recuperar los gases de combustión de gasoil, fuel‑oil o gas. El quemador instalado quema los gases obtenidos en su parrilla de gasificación, produciendo una llama horizontal modulante, particularidad que le permite su fácil adaptación a multitud de equipos estándar: calderas de fundición por elementos; calderas de vapor, calderas de agua sobrecalentada, calderas de aceite térmico, generadores de aire caliente, secaderos, hornos de pan, etc., con versatilidad de potencias (entre 25 y 1.000 kW).

miércoles, 3 de abril de 2013

Pisos vibrantes Logística y movilización de la biomasa a granel

Buena parte del negocio de la generación de energía a través de biomasa pasa por tener una cadena logística afinada, de bajo costo operativo y baja vulnerabilidad. Poseer sistemas ágiles de des‑ carga desde unidades de transporte como camiones, trenes, barcazas y barcos, así como desde unidades de almacenamiento como silos, tolvas y canchas de acopio, pueden marcar la gran diferencia entre un negocio rentable y uno sin futuro. Esto no constituye novedad para los lectores de BIE.

Pisos vibrantes 
Lo que sí es una novedad para el mercado es la creciente incorporación a las diferentes etapas de la cadena de VibraFloor, un sistema de pisos vibrantes utilizados para la movilización en forma ágil, eficiente y económica de diferentes tipos de biomasa y material a granel en diferentes etapas de la cadena. Materiales como harina de soja, azúcar, fertilizantes, girasol, arroz, maíz, astillas de madera, aserrín, pellets y briquetas, son algunos de los materiales manejados con éxito por este sistema en diferentes partes del mundo. Incluso se han realizado pruebas con RDF (Reduced Derived Fuel o “residuos triturados para uso como combustible”, en español) con resultados sorprendentes por lo que los primeros proyectos a escala industrial ya se encuentran en desarrollo.